viernes, abril 06, 2007

Preludios en Mallorca

El piano Pleyel con el que Chopin compuso sus Obras en la Isla de Mallorca


“El recuerdo es el perfume del alma”
George Sand

Mirando el lomo de mis libros, busco historias que me apasionaron. Es una forma distinta de encontrarse con el momento intemporal en que fueron leídas y traerlas de regreso al presente.
Y bien, en una época mi búsqueda estuvo centrada en la vida de George Sand, seudónimo de Amandine Aurore Lucie Dupin, baronesa Dudevant, novelista francesa del movimiento romántico, de la cual atesoro un libro Historia de mi Vida que hoy recorro con las mismas ansias.

Transcribo acá un delicioso fragmento en que transmite su sentimiento hacia la música de Frederick Chopin a quien la ligaba, según sus propias palabras, un amor cercano a lo maternal.
La misma mujer que el 14 de junio de 1855 en la última página de Historia de mi Vida”, escribió:
“Lo único fuerte en mí es la necesidad de amar”
La misma Aurore que se vistió de hombre y que firmaba como George Sand... la escritora:

“El genio de Chopin es el más profundo y el más lleno de sentimientos que ha existido. Ha hecho hablar a un solo instrumento el lenguaje infinito; ha podido resumir en diez líneas que un niño pudiera ejecutar, poemas de una elevación inmensa y dramas de una energía sin igual. Su genio estaba lleno de misteriosas armonías de la naturaleza, traducidas por equivalentes sublimes y no por una repetición servil de sonidos exteriores.

Nunca necesitó grandes medios materiales para dar la pauta de su genio, ni órganos de la iglesia, ni voces humanas para llenarlos de fe de entusiasmo. No ha sido conocido, ni lo es todavía por la multitud .Se necesitan grandes progresos en el gusto y la comprensión del arte para que sus obras lleguen a ser populares. Llegará el día en que se orquestará su música sin cambiar en nada sus partituras de piano”.


George Sand


Este relato corresponde al período en que Chopin junto a George Sand y sus hijos convivieron en la Isla Mallorca. Allí se hospedaron en la Cartuja de Valldemossa, un pequeño convento rodeado de bosques de almendros, palmeras y viñas. (1838-1839).
Si bien Chopin extrañaba las grandes ciudades, y pese a su delicado estado de salud, en la Isla de Mallorca compuso las más hermosas de sus páginas cortas que intituló modestamente Preludios melancólicos y suaves.


Links de interés: Biografías- Imágenes:


"Querido amigo:

Le envío por fin mis Preludios, que he terminado en su pianino llegado en el mejor estado posible, a pesar del mar y del mal tiempo, y de la aduana de Palma..."

Frederick Chopin

Valldemossa, 22 de enero de 1839 de F.Chopin, a su editor Camile Pleyel, en París. El piano Pleyel


En 1841 G. Sand publicó su libro "Un invierno en Mallorca" epdlp.


Museo de Mallorca dedicado a Frederic François Chopin

Frederic Chopin. epdlp


Preludio- Chopin - AUDIO


18 comentarios:

palabras con ningun sentido dijo...

Hola bonita, siempre placentero visitarte. Interesante este fragmento de la vida de Chopin, por cierto, la desconocía. Y apasionadas, inmensamente apasionadas las palabras de George Sand.
Te dejo mi cariño

Elena de San Telmo dijo...

Hola Oscar
Te leo mientras escucho el Preludio.
Todavía transportada... en esa isla.

Entraste al link del Museo de Mallorca que dejé más abajo? Es una maravilla.
Gracias por estar conmigo, son casi las dos de la mañana!
Besos

Carlos dijo...

Elena, si "los recuerdos son el perfume del alma", la música de Chopin, son los latidos de ella.

Te dejo un beso al final del Nocturno Número 12.

Elena de San Telmo dijo...

Hola Carlos,
Sucede en gloriosas ocasiones que hay coincidencias entre los amigos que nos escribimos.
A mí me parece que Chopin va muy bien con el poema "Eras" que escribiste en el post.
Tal vez a la madrugada.....

Besos
Desde Buenos Aires otoñal

Carlos dijo...

Tal vez y sólo tal vez, exista entre ambos el mismo hilo de la melancolía.

Pondré su música, recitaré mis letras y estaremos ambos pensando en ti.

(de haber nacido en Buenos Aires, Federico habría vivido en San Telmo) :)

elenadesantelmo dijo...

Carlos

No se si merezco tanto honor.

Tal vez puedas poner audio a tus letras que van muy bien con Chopin, sería maravilloso escucharte.
Gracias por tus palabras, son caricias para el corazón.

Un beso

Kadannek dijo...

Saludos estimada!!
Espero que me recordéis.
Hace poco tiempo que regresé, y vengo a dejaros mis cariños y saludos.

Estamos en contacto.
Buen artículo.

FRAC dijo...

Chopin y G. Sand vivieron en Mallorca cuando todavía era una isla en estado natural, sin especulaciones urbanísticas, como ahora, que la ha convertido en feudo alemán en su casi totalidad. ¿Conoces Mallorca?
Preciosa e inspiradora isla de recreo de la monarquía española y de tantos catalanes... así de bella es la música de Chopin.
¿Quién la interpreta al piano, Maria Joao Pires?

Está claro que Sand comprendió el alcance de la música de Chopin, y le auguraba el éxito que efectivamente ha llegado. Me parece clave la expresión "equivalentes sublimes" y no "repetición servil".


Elena, ¿por qué una porteña como tú sabe tanto de Chopin?
¿Sabes que en Liter, escriptorum54, (Elèna también como tú), es músico?

Feliz día de Pascua!

Elena de San Telmo dijo...

Hola Kadannek
Gracias por tus saludos, pasaré a visitarte ahora que has regresado,con mucho gusto.
Beso
......................................
Querida Frac
Aprecio muchísimo tus aportes sobre Mallorca. Lamentablemente no he estado allí.
G.Sand y F. Chopin cuando llegaron a Mallorca se instalaron en principio en la Casa del Viento, un nombre que da idea del desamparo en que se hallaba la vivienda, en un valle desierto. Posteriormente se trasladaron a la Cartuja de Valldemossa que era un viejo convento.
Como tú dices en 1838 Mallorca era una isla en estado natural.
Quise dar al texto una frescura de “presente” en las palabras de George Sand .
Cuando lo escribía estaba transportada, tuve la sensación de ver como en una escena el piano, el convento, a la Sand y Chopin.
Me preguntas cómo es que siendo porteña se tanto de Chopin. La verdad no lo se.
Sólo busqué adentrarme en su sentir, como Chopin lo hizo con mi alma. Y aún busco....
Mis cariños para Liter, y un gran abrazo para ti
Felicidades

EL HIPPIE VIEJO dijo...

ESTIMADA ELENA
ME LLEVAS A UN MUNDO POCO CONOCIDO POR MI, PERO RESULTA MUY INTERESANTE.
NO SÉ, POR MOMENTOS LOS PIENSO TAN "MONSTRUOS", SIN EMBARGO SON COMO VOS, YO O EL, RESULTA QUIZÁS UNA PAVADA LO QUE ESTOY DICIENDO PERO ME PASA.

VOY AL MUSEO

AMIGA

QUE TUS DÍAS SEAN HERMOSOS

ADAL
SI SE ME PERMITE:
HAY MUCHA DULZURA EN SUS RESPUESTAS.

EL HIPPIE VIEJO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Milonga Fina dijo...

¡Elena, qué maravillosa coincidencia! Me cautiva Chopin. Acabo de descubrir cómo agregar música a mi blog y estuve a punto de compartir también preludios... En unos días, entonces, subiré algún nocturno, para no repetir. ¡Chopin es increíble! Me alegra que coincidamos. Te abraza, MF

mi despertar dijo...

mas que lindo .tan bueno

*AntagoniSta* dijo...

¡qué placer!, ¡qué mágica señal éstas letras!

Recorriendo el museo y respirando nostalgia.

Besos musicales.

nick dijo...

Elenis, sè que me tildaràs de bestia...lo sè...lo sè, Josè...
Bue, sabès en què pensè cuando vì que Chopin te habìa venido a visitar?...
Agarràte porque esto es pehistoria, pero de las viejas...
Rolando Rivas...y Soledad Silveyra revolcàndose en el pastito en bajada...
Siempre me preguntè còmo no se quedaba incrustada en algùn àrbol...
Bueno, los preludios de Chopin son maravillosos. Me los escuchaba en el Ranser, con una pùa que no se quièn la pariò...pero asì aprendì a Vivaldi, a Bach, a todos los otros.
Digamos que a veces es un poco exagerado con todos esas notitas todas pegadas...pero es un romàntico total. Yo , en cambio, soy un roma-antico...
No sabìa que hubiera estado en Mallorca, te agradezco haberme desburrado.
Un saludoto.
Ah!
Parece ser que hay algo para tì en mi blog.

elenadesantelmo dijo...

Querido Adal

Has dado en la tecla.... quise transmitir un presente cotidiano traído del pasado.


Un beso para ti, dulce amigo



.....................................

Milonga fina

Es cierto preciosa coincidencia!
Iré con gusto a escuchar ese Nocturno de Chopin contigo.

Besos

...................................

Solei argentina en Miami

Estuve en tu página y te dejo desde acá mi comentario.
Es mejor plasmar las desilusiones en el lienzo, crear y crear más allá de toda bajeza.
Gracias por estar acá.

Muchos cariños

..................................

AntagoniSta

He sentido la misma magia que tú dices, me reconforta haberla transmitido.

Gracias por escribir-me


Besos

...................................

Querido Nick

A vos sólo se te ocurre asociar Chopin con lo Rolando Rivas, pero bueh.

Debo ser la única que no vio esa novela... ni las demás.

Pero igual te quiero...

Besotes

Milonga Fina dijo...

Ahí subí el nocturno. Espero que te guste, amiga. Un beso.

Elena de San Telmo dijo...

Milonga fina
Iré en puntillas de pie.....