jueves, noviembre 23, 2006

SAUDADE - Emigración II

“En Galiza non se pide nada. Emígrase”
Alfonso Daniel Rodríguez Castelao


Adios ríos, adiós fontes

"¡Adiós, gloria! ¡Adiós, contento!
¡Deixo a casa onde nascín,
deixo a aldea que conoço,
por un mundo que non vin!
Deixo amigos por extraños,
deixo a veiga pol-o mar;
deixo, en fin, canto ben quero...
¡quén puidera non deixar!"
Rosalía Castro


ImagenEn Galiza non se pide nada. Emígrase” -
Alfonso Daniel Rodríguez Castelao - ARTE - Álbum "Nos"

Político, pintor y escritor en lengua gallega nacido en Rianxo. Vivió toda su infancia en Argentina, país donde habían emigrado sus padres. Licenciado en Medicina por la Facultad de Santiago de Compostela en 1908, cursó el doctorado en Madrid donde comenzó a destacar como caricaturista. A pesar de que estaba casi ciego, destacó como pintor, primero en su constante humorística y satírica y más tarde reflejando la crueldad y miseria de la guerra civil española. Participó en la histórica asamblea de redacción de las bases del Estatuto del Estado Federal de Galicia, perteneció al grupo cultural Irmandades da Fala, fue director artístico de la publicación Nós y fundador de la Coral Polifónica de Pontevedra. Su primera novela fue Un Ollo de Vidro (1922), a la que seguirían Cousas (1926), As Cruces de Pedra na Bretaña (1929), Retrincos (1934) y Os Dous de Sempre (1934). Durante la guerra civil española participó en la organización de las Milicias Gallegas de Enrique Líster, y se desplazó junto al gobierno republicano a Madrid, Barcelona y Valencia, donde publica los álbumes Galicia Mártir (1937) y Atila en Galicia (1937). En 1938, enviado por el Ministerio de Propaganda republicano, viaja a Rusia, Cuba y Estados Unidos para obtener apoyo entre los emigrantes a la causa republicana. Al finalizar la contienda fijará su residencia en Buenos Aires, donde estrenó la obra teatral Os vellos non deben de namorarse (1941). En 1944 publicó Sempre en Galiza, obra cumbre del pensamiento galleguista y en 1948, Alba de Groria. Fue el primer presidente del Consello de Galiza, el gobierno de Galicia en el exilio y fundador de la revista catalana-gallega Galeuzca, recuerdo de la alianza política de 1933. Murió en Buenos Aires el 7 de Enero de 1950, debido a un cáncer de pulmón. Ese mismo año se publicará su último libro, As Cruces de Pedra na Galiza. © epdlp

Lee y escucha el poema hecho canción de Rosalía Castro
Antología Poética Multimedia “Adiós ríos, adiós fontes”

Homenaje al maestro Cerca de 2.000 maestros murieron en los inicios de la Guerra Civil por el simple hecho de hacer su trabajo. La periodista María Antonia Iglesias los recuerda ahora en el libro: Maestros de la República; los otros santos; los otros mártires.

Escucha este testimonio en CADENA SER Cadenaser.

Agradecimiento a Manolo Rivas “ La memoria esquecida, recuperada e perdida de novo” Sárria Lugo Galizia

Reeditado por Elena 1-12-06


11 comentarios:

Manuela dijo...

Siempre ha costado un cierto trabajo a los diccionarios en castellano, dar el significado exacto de la palabra "Saudade". En uno de ellos dice:
saudade
(voz gallega) f. Soledad, nostalgia, añoranza: cuando emigró sentía saudade de su ciudad natal.
Pero nadie sabe dar el significado que exprese lo que ellos sienten. Igual le pasa al portugués.
Son cosas del terruño.

Elena de San Telmo dijo...

Gracias Manuela por tu aporte, el significado de saudade es así acá también, son palabras a la "letra" ¿Cómo explicar la añoranza galega o la nostalgia del tango?
Besitos
Elena

Zerovacas dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog. Sí que es curioso esto de hablar de Galiza en el Río de la Plata y del Río de la Plata en Galiza. Cosas que permite Internet. En mi caso es menos casual de lo que parece, pues yo nací en Montevideo, y toda mi familia es uruguaya (de origen gallego). Aunque, bueno, dado que crucé el Atlántico con año y medio, soy gallego por los cuatro costados.

Con respecto a la Saudade, Ramón Piñeiro escribió en los años sesenta (o setenta) un breve tratado filosófico titulado "Filosofía da Saudade", en la que intentaba explicar las bases de este sentimiento. Sus conclusiones son discutibles, pero muy interesantes, y de hecho yo estoy de acuerdo con gran parte del libro.

Elena de San Telmo dijo...

Me encantaría encontrar ese libro. “Filosofía da Saudade”. Sabes? he cambiado un viejo dicho y quedó así: “No es que el árbol nos tape el bosque, sino que miramos al revés”. Y es lo que me pasó al escribir este tríptico de exilios y de tango.
Para mi los “tanos” y los “gaitas” especialmente, eran sinónimo de alegría. Hace poco se me ocurrió pensar que a solas lloraban y extrañaban su tierra. Si viajas seguido a Uruguay y Argentina habrás reconocido en ambos esa mezcla de melancolía, y alegría.
Navego siempre al Uruguay , Montevideo, Punta del Este, Colonia, ya sabes nosotros le llamamos “cruzar el charco”.
Como mi abuelo paterno era galego ando por la web buscando mis raíces y te encuentro a ti y tus amigos hablando de Discépolo, Manzi, esos genios totales. Qué bueno, no?
Por cierto tu blog es excelente, me daré unas vueltas por ahí.

Manuela dijo...

Porque todas esas músicas, son llamadas "De ida y vuelta". Salieron de un lugar, llegaron, se transformaron y volvieron siendo ya lo que eran. Quiere esto decir que la diversidad, la unión, hace que se mejore la raza.
Yo no tengo antecedentes de emigración, pero entiendo porque he viajado y comprendido el sentimentalismo de la cosa.
De cualquier manera (y he visitado muchas veces Galicia) son un poco llorones (lo digo con cariño). Es que yo soy andaluza, que somos lo contrario, para bien y para mal.
Besitos
Manuela

Elena de San Telmo dijo...

Hola Manuela,
Así que eres andaluza? ¿“estás como castañuelas?”
Acá se les dice así a la gente alegre y chispeante.
Pero a mí también me gusta la nostalgia, el alma bruma de los gallegos. Aunque te diré que en Argentina se destacan por su caracter jubiloso.
A mí tampoco nunca me tocó emigrar, eso sí espero seguir viajando!
Estoy totalmente de acuerdo contigo, la diversidad nos enriquese a todos. Hay un tiempo para reir y un tiempo para llorar, no te parece?.
Besitos
Elena

Manuela dijo...

Claro que me parece. Además, no nos queda más remedio.
Añado a lo de la tristeza (su saudade)que son muy sensibles y da gusto tratar con ellos. Me encanta Galicia. La he recorrido muchas veces con mi marido (por trabajo de él)y he disfrutado sus paisajes, su cultura, su gastronomía y la calidez de su gente.
Si vienes a Galicia, no te olvidarás, sus paisajes te llenarán los ojos.
Besiños

Elena de San Telmo dijo...

Hola Manuela
Tengo un sueño verde, una bruma, una ría.
Esa es Galizia.
En Saudade sólo intenté hacer un paralelo entre la emigración europea y Argentina, y la parte que nos toca a los descendientes de esa historia.
Hoy Galizia está floreciente, muchos paisanos volvieron., pero claro como dice Serrat: “nunca vuelve aquello que se pierde.”
Afortunados tú y Athos que la han recorrido.
Maja andaluza , vicos para ti

Elena

Manuela dijo...

Nunca volvió aquello que perdieron, pero encontraron una tierra (que también he recorrido en parte:Argentina) donde fueron muy bien acogidos, colaboraron a la grandeza del pais en aquellos años con su trabajo y disfrutaron la belleza de su pampa, sus calles, sus gentes, el palo borracho, tu barrio y otros barrios, y pudieron crear junto a toda la vorágine diversa de aquellos años (los años 20)la maravilla ciudad y pais que fue y que podría llegar a ser y tengo la fé que volverá a ser de nuevo.
Si yo fuera de Bs As no la cambiaría por nada.
Besiños

Elena de San Telmo dijo...

Así es Manuela, el “gaita”, “el turquito”, “el vasco”, “el tano”,” el ruso”, “el griego” y muchos más, forman nuestro “gringaje”.

He escrito estas palabras dedicadas a la majestuosa Buenos Aires y al crisol de razas que es mi gente. Besos y gracias Manuela

Buenos Aires, mi ciudad


"Me gusta Buenos Aires cuando llueve, asfalto luz al revés. Calle Corrientes, soplo de “fuelle”, amigos, risas, huella de besos, recuerdos por venir.

No podría ser yo sin ese aroma a libros, café y gente. No podría ser yo si no mirara en el cristal las gotas de vida que transitan. Me perdería para siempre si te olvidara Buenos Aires.

Texto publicado en entreteladelalma, mayo 2006-Autor Elena

Elena de San Telmo dijo...

Homenaje al maestro: "Cerca de 2.000 maestros murieron en los inicios de la Guerra Civil por el simple hecho de hacer su trabajo. La periodista María Antonia Iglesias los recuerda ahora en el libro: Maestros de la República; los otros santos; los otros mártires." CADENA SER.
Texto y vínculo (escucha el testimonio). Reeditado en SAUDADE EMIGRACIÓN II
Elena 1-12-06